MENU
Formatos para la producción cinematográfica

by • marzo 31, 2016 • Producción cinematográficaComments (0)1219

Formatos cinematográficos

Desde la aparición de las películas cinematográficas, sus formatos de impresión para posterior proyección han variado continuamente. Si bien, podemos destacar algunos formatos cinematográficos clave en la historia del cine.

Formato clásico del cine

El formato clásico sufrió algunas modificaciones hasta conseguir su reputado nombre.

Cine mudo

A principios del siglo pasado se empezaron a fabricar rollos de película de diversos tamaños, lo cual  dificultaba enormemente la adquisición de filmes, pues, en los hogares sólo se disponía de un único proyector.

Por ello, en el año 1909, durante una conferencia internacional, se determinó un tamaño estándar de formato de vídeo que era la película de nitrato de celulosa de 35 mm en formato 1,33:1. Esta nos acompañaría durante décadas, hasta 1950, cuando el triacetato de celulosa sustituyó al peligroso e inflamable nitrato.

Cine sonoro

En 1927 apareció el cine sonoro, lo que supuso que -tras un invento chapucero que duró 4 años. Fue un contenido audiovisual  que consistía en sincronizar un audio con la película- el formato cinematográfico pasase en 1931 de los 16 a los 24 fotogramas por segundo, para poder incluir en el film las bandas musicales con una buena calidad auditiva.

De esta manera, había que contar con un espacio extra en el ancho del rollo para poder incluir la banda sonora. De esta manera, los fotogramas pasaron a ser más estrechos, de 25 mm, por lo que la resolución visual volvió a ser variable.

La más aceptada fue de 1,25:1, sin embargo, se terminó por normalizar el 1,37:1, reduciendo también el alto del fotograma (quedando en 21×15,3 mm), el cual pasaba a denominarse Academy Standard Flat.

Ello vino de perlas a la hora de emitir contenido audiovisual (películas) en los primeros televisores, cuya escala era la misma que se utilizaba en el cine mudo, 1,33:1.

Tras ello, y con la popularización de estos aparatos, se procedió a crear el CinemaScope, una versión mejoradísima del ASF que se valía del empleo de lentes anamórficas para mejorar la calidad y el tamaño de los fotogramas.

En este punto, las cadenas y productoras emprendieron una carrera por crear sus propios formatos, entre los que destacó Vistavisión, formato visual que permitía variar la relación de aspecto en pantalla de 1,66:1 a 1:96:1 y que funcionaba con los clásicos 24 fotogramas por segundo.

Formatos cinematográficos

Escena panorámica

Por supuesto, el formato panorámico apareció también a principios del siglo XIX, época en la que ningún formato estaba estandarizado, por lo que los fabricantes experimentaban con distintas resoluciones.

Un intento destacable de ver una escena en panorámico fue el Cineorama, un sistema que consistía en la utilización de 10 proyectores alineados de manera que ofreciesen una imagen alargada y cóncava.

Dos décadas después aparece una versión mejorada en 2,59:1, el Cinerama, que reduce el número de cámaras y el ángulo de curvatura de la pantalla.

En la década de los 30 se graba, por fin, un film panorámico en el formato denominado Grandeur, de 70 mm. Sin embargo, puesto que no existían equipos de proyección que pudiesen proyectar la película, el inventó, por el momento, sólo quedó en eso.

Tras ello, el siguiente formato revolucionario fue el Todd-AO, realizado en 70 mm con aspecto 2,21:1 y a 30 fotogramas por segundo.

Sin embargo, a pesar de su increíblemente buena aceptación por parte del público, las empresas consiguieron apartar este formato a un lado pues ni podía adaptarse a los 35 mm ni funcionaba en las pantallas planas convencionales.

Formato actual del sector cinematográfico

En los 80, y con un conocimiento mucho mayor sobre fabricación de contenido visual, ya sea película, formatos y los mismos aparatos de proyección, se crea el famosísimo formato 16:9 utilizado en televisión.

Fue en ese momento cuando el panorama audiovisual cobró una increíble importancia y se popularizó, por lo que este formato se ha mantenido prácticamente intacto hasta hoy día.

A parte de este formato, las productoras audiovisuales dominan otros tipos de formatos para grabar según que contenido visual, puesto que la tecnología ha avanzado mucho y las películas, vídeos publicitarios, vídeos corporativos  y otros audiovisuales, se pueden proyectar y reproducir en diferentes dispositivos y no solo en televisión como anteriormente.

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrShare on StumbleUponShare on RedditEmail this to someone

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies